Venezuela ante la incertidumbre y el silencio internacional.

Los hechos sucedidos en Venezuela, el martes 27 de junio a las 18:00 horas, han dejado interrogantes sobre las motivaciones reales del ataque al Ministerio de Relaciones Interiores (MRI) y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desde un helicóptero.

Mientras el gobierno venezolano relaciona este atentado con la CIA, entre muchas preguntas aparece una que cuestiona cómo un organismo tan sofisticado puede montar una maniobra tan teatral de escaso recorrido.

Igualmente se ha puesto en entredicho el que se tratase de un Golpe de Estado, ello bajo la poca probabilidad de que los golpes se anuncien y, porque una de sus principales ventajas es la sorpresa.

Entre otros interrogantes surgidos están la credibilidad de los anteriores intentos de Golpes y la necesidad de desarrollar, aún más, la inestabilidad del gobierno bolivariano, existiendo la posibilidad, con ello, de radicalizar las posturas oficiales, como de hecho ha sucedido, con las acaloradas declaraciones del presidente Maduro asegurando defender su  revolución ya no con los votos sino con las armas.

El líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, declaró no tener  conocimie

Lo que de momento ha quedado en el ambiente es el daño que continuamente está sufriendo el proceso chavista y, el carácter asumido internacionalmente de una “Duracracia” o dictadura bolivariana.

La Agencia Venezolana de Noticias (AVN) destacó que el Canciller de Venezuela, Samuel Moncada, ha criticado el que los gobiernos de los países que suelen opinar sobre los asuntos internos de Venezuela, no se han pronunciado sobre los ataques perpetrados el martes contra el TSJ y el MRI.

El vuelo de un helicóptero disparando contra las sedes del Ministerio del Interior y el TSJ, ha sido catalogado por el gobierno venezolano como de ataque terrorista y, como parte de un plan golpista de sectores extremistas de la oposición, con respaldo del gobierno de los Estados Unidos.

El helicóptero fue robado por Óscar Alberto Pérez, de la base aérea de La Carlota en Caracas; según el Ministro de Información, Ernesto Villegas, Pérez se valió de la condición de inspector adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, una división de transporte aéreo.

Contra la sede del Ministerio de Relaciones Interior, Justicia y Paz, se habrían hecho 15 disparos y sobre la del TSJ además de los disparos se lanzaron cuatro granadas.

El gobierno venezolano mantiene la hipótesis de la relación de Pérez con la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos y la embajada de ese país en Caracas.

Han circulado videos sobre el vuelo del helicóptero y otros donde el inspector Pérez asume la autoría de los hechos, asegurando que es respaldado por una coalición de militares, policías y civiles opuestos al gobierno actual, transitorio y criminal.

Se ha conocido que hay ocho detenidos, pero no cuántos miembros activos forman parte del complot.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s